viernes, julio 11, 2008

El silencio consentido


Respecto a la locura masiva del exterminio que impuso el nazifacismo en Alemania primero y, posteriormente a toda la Europa ocupada, el poeta alemán Bertolt Brecht explicaba, dicen que inspirándose en un poema del pastor protestante Martin Niemöller, cómo la gran tragedia colectiva fue creciendo gracias a la pasividad de una población cómplice y cobarde: “Primero vinieron a por los judíos y no dije nada porque no era judío. Después vinieron a por los comunistas y no dije nada porque no era comunista. Más tarde vinieron a por los sindicalistas y no dije nada porque no era sindicalista. Luego vinieron a por los católicos y no dije nada porque era protestante. A continuación vinieron a por mí, reaccioné y grité, pero ya era demasiado tarde: ya no quedaba nadie que hiciese algo por mí”.

Sin caer en la exageración de comparar la sociedad cubana con el nazismo, ¿no creen que la frase, su mensaje, tiene un vínculo evidente, literal, con lo que nos sucede en nuestra isla?... :-(

5 comentarios:

Aguaya Berlín dijo...

Hmmmm, para estar hablando del asunto horas y horas.........

Siempre me pregunto entonces, por qué antes del 59 se conocían las huelgas, los alzamientos, las protestas, las alocuciones en contra del bogierno, etc., etc., etc., en nuestro país?????? Cómo es posible que ya no exista nada de eso??? Y cómo es que antes de permitía y ahora no, y se impida por muchos de los que antes podían hacerlo????

Isleño, dime qué te parece la base de la teoría de la Espiral del silencio:

"[...] una teoría de ciencias políticas y comunicación propuesta por la politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann. La teoría declara que es menos probable que un individuo dé su opinión sobre un determinado tema entre un grupo de personas si siente que es parte de la minoría, por miedo a la represión o aislamiento por parte de la mayoría."

Sobre algo de eso reflexionaba yo en este post

Un saludo bloguero!
AB

El isleño dijo...

es como dices, AB, y donde entran muchísimas variables... pero no por ello uno sigue preguntándose a cada rato ¿qué hacer?. ¿como quedar bien con uno mismo, ser sincero y expresar libremente lo que uno piensa y, a la vez, no arriesgar a la familia, el trabajo, de lo que uno vive?... porque ese es el dilema: uno puede decir libremente lo que quiera que, de todas formas, no tendría practicamente ninguna resonancia pues las estructuras están hecha para que esas opiniones divergentes no se "publiquen", no se "amplífiquen"... todos sabemos que el éxito de este proceso ha sido que ha aprendido a reprimir de forma más solapada, más sutil... es cierto que se garantizan cosas básicas, esenciales, cosas que uno no tendría en otros lugares seguramente, pero, a la vez, te quita espacios vitales, decisivos... te restringe derechos inalienables, básicos, humanos...

el año pasado, por ejemplo, con tremenda fanfarria Felipe Pérez Roque anunció que Cuba firmaría el Pacto de los Derechos Humanos de la ONU, y eso generó una esperanza de cambio, pues ahi están claramente descritos esos que nos están vedados: libertad de opinión, libertad de empleo, libertad de asociación, libertad de movimiento, libertad de elección sobre la educación que queremos para nuestros hijos, etc... han pasado ya más de 9 meses y aún ná... más nunca se ha hablado de eso aquí!!!!... :-(

estuve leyendo en Wikipedia y es muy interesante esa teoria del "espiral del silencio"... creo que aquí se ha hecho de ella casi una política oficial, la gente no se puede organizar y sabe que la justicia es parcial, que si alguien dice "hay que castigarlos", se castiga y mete preso a alguien aunque no haya pruebas contra esa persona... si, además, no tiene acceso a información independiente para poder comparar, si no tiene siquiera derecho a organizarse sin que crean que uno es "mercenario"... ¿qué van a hacer?... no sé... es enredado y hay muchísima tela por donde cortar... :-(

Iván dijo...

Realmente es un tema bastante complicado y volvemos a lo de siempre.
-Muy Pequeña parte de la población con acceso a la información y que no permiten ni les conviene hacer nada.
-Otra pequeña parte de la población con acceso a alguna información y que de hacer algo pierden cosas para ellos importantes y que le garantizan un +/- bienestar.
-Una mayoría de la población que no tiene acceso a una verdadera información y sólo conoce lo que le dejan conocer. No puede definir que hacer.
-Y una gran mayoría de la población que no les interesa ni estar informados, solamente "luchar" como sea para mantenerse.
En todas las categorías está presente el silencio consentido
Quién le pone el cascabel al gato??

El isleño dijo...

si que es controversial el tema _¿cual tema relacionado con esta Isla no lo es?_ pero de la controversia emerge el desarrollo, la evolución...

Estoy de acuerdo contigo, ese es el peligro justamente: yo no hago nada porque no se metieron conmigo... pero ¿y mañana?...

solo ojos dijo...

intentaron meterse con los cristales , y que tuve que hacer ?
ssssshhh . shhhh ...
no comments.
en fin que es muy complicado sobre todo pues encima hay mucho oportunismo , nada que siempre hay una trampita detrás de cada ley , no os preocupéis , seguiremos en el camino de la evolución ...... con mucha fe y auto critica.
pues es como yo siempre me he dicho desde que tengo el par de anteojos .

si estas seguro de lo que quieres , si estás seguro de que es lo mejor para tu desarrollo económico, social e intelectual , lucha por ello , si no puedes subir la escalera de frente dale la vuelta , o te puedes crear tu propia escalera , para todo es valido este método , al menos en mis pies ha funcionado + - bien :-)