martes, julio 01, 2008

El Memorial José Martí

Siempre me ha gustado mucho la historia, quizá por eso no pierdo ninguna oportunidad para visitar museos y/o lugares significativos de cuanta ciudad visito... Sin embargo, me pasa lo que a muchos, que agobiado por la cotidianeidad y la reiteración, a veces obvio lugares que siempre estuvieron a nuestro alcance y nunca los habíamos visitado.

Sin ir más lejos, eso me ha pasado con el Memorial José Martí o, para decirlo en buen cubano, la "raspadura" que define la Plaza de La Revolución habanera.

El pasado fin de semana, y tratando de cambiar la rutina de juegos de mis hijos, les propuse irnos a visitar ese lugar emblemático de la capital cubana y el resultado fue ampliamente positivo para todos nosotros.

Ante todo, nada más de llegar y aprovechando que el elevador estaba esperando por nosotros, fuímos directo a lo más alto de la torre o la "raspadura", como también se le conoce, que es el punto más alto de la capital cubana. Arriba, unas vistas increíbles de la ciudad en un día muy claro, transparente. Así pudiemos apreciar, uno a uno, los principales edifcios de la capital, que he empezado a mencinarlos y terminñe borrándolos porque haría una lista interminable y les aburriría... Pero qué cercano y entrañable todo ese horizonte irregular!!!!...

Evidentemente, es viendo estas vistas de La Habana que renuevo ese cariño que le tengo, que le he cogido de tantos años vividos en ella, llegando a querer de una forma especial sus parques (con esos bancos a los que Aguaya le ha dedicado tan lindo post recientemente), odiando sus muy heterogéneas y destarladas guaguas (normalmente desbordadas de gente justo cuando uno necesitaba encontrar "su espacio vital"), aborreciendo sus policías palestinos, indignándome de la suciedad y la desidia que la derrumban, infiltrándome en sus solares superpoblados por alguna etapa eventual queme tocó vivir, aprendiendo a apreciar que por rústico y sencillos que parezcan, donde quiera hay una mano amiga que te ayuda y un "'HP" que te roba lo poco que tienes... Pero volvamos a la torre del memorial, desde donde se ve una Habana tan bonita...

Como detalle interesante, y que descubrí el pasado viernes, en el piso de granito del local del extremo más alto donde está el mirador, están fundidos los nombres y distancias que hay desde ese punto hasta toda una seria de ciudades capitales del mundo o de la Isla, e incluso, la distancia que nos separa de los polor Norte y Sur... Así, yo que solo conocía que desde La Habana a Moscú habían 9550 kms. _por aquel programa de la TVC_ y que hay 90 millas hasta los USA _por cansancio_, de pronto ya sé que La Habana también está a 7441 kms. del Polo Norte y a 12562 del Polo Sur, que también estoy a 1473 kms. de mi prima que vive en San José de Costa Rica, a 1276 Kms. de uno de mis mejores amigos de siempre, que hace años está pinchando en Guatemala, a 365 Kms. de una vieja que quiero como si fuera mi mamá y que, después de una pila de vueltas, terminó radicándose en Miami, a 7454 kms. de varios amigos y amigas que tuvieron la suerte de que sus antecesores madrileños eran más cercanos que los míos _ya desistí de buscar el "gallego" de mi familia... mientras más busco, más guajiro soy!!!! :-(_, a 12751 kms. de donde serán los próximos Juegos Olímpicos de verano, a 11022 kms. de Jerusalém _donde no conozco a nadie, pero hay tanta bronca por ella que tengo que mencionarla o me ponen una bomba también a mi ;-)_... Nada, como pueden apreciar, me gusto mucho esa curiosidad en la cima de La Habana.

Y, debajo, pues 4 salas de exposiciones y un teatro, cubriendo el área de las 5 puntas de la estrella que es la torre en sí misma. Las dos primeras están dedicadas a la vida y obra de José Martí, con fotos, documentos y objetos dedicados a nuestro Héroe Nacional. Una tercera sala está dedicada a cómo fué concebida la antigua Plaza Cívica, desde hace tantos años llamada Plaza de La Revolución, enclavada en lo que alguna vez fue llamado "Loma de los Catalanes"... ahí hay copias de los primeros planos de reorganización urbanística de La Habana como ciudad, generados por el Arq. Forestier en 1930, quien fuera contratado en la segunda mitad de los años 20's para que diseñara una ciudad del futuro, a tono con las ideas más avanzadas para la época en la materia. Ya en aquella época Forestier diseñó un sistema vial jerarquizado de avenidad diagonales que vinculasen entre sí los nudos monumentales y urbanísticos, que facilitase la movilidad y la belleza de la ciudad que crecía a pasos agigantados en aquellos años... Dentro de este contecto, vino el proyecto de la Plaza Cívica, con su monumento a Martí como centro de ella y donde se puede apreciar maquetas y bocetos donde se puede apreciar que, ciertamente, lo que primero se pensó fue muy parecido a lo que tenemos, pero con una estatua de martí parado, ubicada en la cima de la torre. También en esta sala se pueden ver fotografías de los hitos de nuestros últimos 50 años escenificados en este lugar... Finalmente, hay una sala con una para expocisiones transitorias que en estos días está dedicada al Ché, por el 80 aniversario de su natalicio.

En fin, una visita interesante, agradable e instructiva, que a todos nosotros nos gustó mucho. ¿no se embullan?.

























5 comentarios:

Queseto dijo...

Agradecidísimas por esas fotos, isleño. Nunca he estado, y me preguntaba qué había ahí dentro y cómo era el pirulí (¡perdón, la raspadura!) ese.

solo ojos dijo...

y ya estoy de regreso!!!!
hace exactamente 12 meses y unos dias yo visité ese lugar y bueno ...

nada que esta colorido y instructivo ese lugar sin contar la vista aerea desde el tope del pirulí :)

El isleño dijo...

Hola, Queseto... sí que es una visita interesante y diferente... y eso a pesar de que la mayoría de nosotros estamos cansados de pasar por delante de ellas hasta el obstine.

Sí, Ojos, tu con esa vista reforzada, habrás visto mejor los detalles de nuestra ciudad.

Aguaya Berlín dijo...

Ah! claro que me embullo!!!!!! ojalá pudiera......
Qué vista tan preciosa desde allá arriba!!!!

El isleño dijo...

vale, Aguayita, este paseo lo harás tan pronto vuelvas a poner los piés en esta, "la tierra más hermosa que ojos humanos han visto"... :-))))

un beso, habanero